Foro / Astrología y Tarot

Larga historia Escorpio

A
alsina_5631486
21/8/17 a las 23:01

Hola, resulta que está es mi triste y loca historia. Me he enganchado de un Escorpio, yo soy libra. Él tiene novia y yo soy casada; nos conocemos desde hace muchos años (somos familia lejana) y nos veíamos poco, a lo sumo una vez por año; pero siempre que nos veíamos desde pequeños el no me dejaba sola, siempre conmigo y siempre cuidándome ❤️. Cuando llegamos a los 20's coincidimos de nuevo y fue explosión!! nos besamos pero no llegamos a más, yo no estaba segura, demasiados tabúes. Siempre consideré que él era un rompecorazones, eso me asustaba, aunado al prejuicio "somos familia" y no estaba segura de sí era sincero en amor o solo sexo (lo segundo rompería mi corazón)... pasó el tiempo y no volvimos a coincidir, sino años después, hasta el día de mí boda; él viajó para estar ahí (es un viaje de más de 20 horas) pueden imaginar mi sorpresa al verlo. Pero yo estaba muy enamorada de mí ahora esposo, no tenía ojos para nada ni para nadie (la historia con mi esposo es otra). Así que agradecí la visita de mi Escorpio, pero mantuve mi firmeza y convicción de la ilusión de mi nueva vida junto a mi esposo. 
Sin embargo aún hoy me resuenan las palabras que me dijo mi Escorpio antes de mi boda, - yo seré el otro- (y saben la intensidad con la que hablan esos Escorpio) yo solo enmudecí.
Pasaron tres años de mi matrimonio y de nuevo coincidí contacto  mi Escorpio en una reunión familiar (mi esposo no me acompaña), sin embargo nada en mí tambaleó, aunque la química se podía oler desde cualquier esquina. Como era usual, mi Escorpio no me dejaba sola ni un solo instante. Nada pasó. 
Y ahora tres años después, coincidimos de nuevo. 
Tengo que plantear ahora que mi matrimonio se deterioró en una medida brutal, fue mayormente en el úl!@#*! año, todo el año ha sido puras tristezas, la relación con mi esposo carece de todo. Hablamos poco, y cuando hablamos terminamos discutiendo, el tema divorcio ha he estado en mesa en más de una ocasión, pero nos damos la vuelta, maquillamos todo y seguimos con la rutina. Pero a últimas esto me mata tremendamente, y ni hablar del sexo, simplemente no existe!
Hubo otra reunión familiar (mi esposo como es de esperar no me acompaña) la reunión se hace en un punto intermedio donde todos los miembros de la familia podamos coincidir, esto debido a la distancia. 
Y de nuevo ahí, mi Escorpio. Solo que estaba vez no estaba solo, novia. Hecho que pareció irrelevante, pues simplemente vernos de primera nos paralizó a ambos, se podía sentir, una química brutal. Traté de estar lo más alejada de él durante la reunión, pero las miradas eran insoportables y no podíamos quitarnos la vista de encima; solo eso miradas y más miradas. Decidí retirarme del lugar, ya no soportaba más, las miradas eran tan profundas! Y justo al salir del salón, en la puerta, sin saber de dónde, ni como logró llegar hasta ahí, y sin que pudiera poner ni las manos, me asaltó con un beso irresistible!!! Si alcance a preguntar por qué lo hacía? Y otro beso fue la respuesta, me tomo en sus brazos, me llevó debajo del porche, en las sombras; y me besó completa. El escote de mi vestido le quedo corto.
Logré parar en seco ese arrebato de calor y tome el primer taxi que pasaba, intenté huir. Él alcanzó a decirme que NO me buscaría, que lo hiciera yo, que no me daría problemas. Esas palabras me desconcertaron, pues pensé, jamás te buscaré, pensé de inmediato que era yo quien más perdía en esta situación.
De inmediato volví a casa, solo pensaba que al ver a mi esposo todos esos pensamientos con mi Escorpio acabarían, pues a pesar de todo yo amaba a mi esposo. 
Lo qué pasó después es demasiado triste; mi esposo enloqueció al verme, pues llegue antes de la fecha esperada. Él me dijo que no quería verme y que tenía otros planes, que si había cambiado los míos ese era mi problema y no el suyo.
Saben qué pasó después de eso, depresión. Sí, caí en depresión durante una semana, no podía entender porque mi esposo se comportaba de esa forma tan cruel, a caso ya no le interesaba de ninguna forma? 
Después de esa semana de no hablarnos, para nada en absoluto. Mi esposo llego y me dijo que todo era mi culpa por haber regresado antes. Yo estallé y me sentí en el suelo, le dije si consideraba que el divorcio era la opción y dijo que sí, tomó sus cosas y se esfumó de la casa. Sin discusión.

Mi Escorpio no cumplió al cien la promesa de no hablarme, y me escribía al menos una vez al día. Después de que mi esposo se fue de casa, las conversaciones con Escorpio subieron de nivel. Yo comencé a sentirme en exceso atraída por él, no dejaba de pensar en lo que había pasado y mi Escorpio no dejaba de recordármelo, las conversaciones eran cortas y pausadas, él me preguntaba sobre el "que hubiera pasado si hubiéramos terminado en la cama" y cosas de ese estilo; todo parecía totalmente sexual y me deje llevar por esa pasión. No le dije que ya no vivía con mi esposo, pues el divorcio todavía era un proceso. Pero él comenzó a preguntarme y finalmente le dije que ya no vivíamos juntos, y él demostró total empatía, (jamás lo espere) me dijo que quería estar cerca de mí y llenarme de amor! Cuando leí eso, escuche de inmediato crujir a mi corazón, me enganche instantáneamente! Fue solo un día, un día que me dedico entero, mensajes el día completo, hablamos de la próxima vez que nos veríamos, de que él me encontraría pronto y yo prometía lo mismo, fue un día apasionado, de risas y percibía mucho cariño. Sin pensarlo me enganche, esa noche no dormí de pensar en el encuentro, esta vez estaba dispuesta a todo!
Pero al día siguiente su distancia fue brutal, cortante, esporádico. Sí está vez yo lo buscaba insistentemente, al finalizar el día me dijo que estaba con su novia, y me pidió que habláramos de sexo. Lo que no me gusto en absoluto me sentí usada de inmediato, así que de forma diplomática corte la conversación.
Los días siguientes han sido una total tortura, duermo, como, sueño a mi Escorpio. No dejo de pensar en él. 

Me busco días después, fui amable pero sin entrar en más detalles y él insistió en nuestro juego sexual así que le di un rotundo no. Le pedí que entendiera, y le hable con honestidad. Que la palabra enamorada se estaba apoderando de mí y él me dijo que tenía que controlarlo, lo cual de nuevo me hecho abajo. Le dije lo mucho que me gustaba y las ganas tan grandes de verlo y besarlo. Pero él fue un témpano ante esa expresión desde mi alma. Y entonces decidí alejarme definitivamente. Él insistió de nuevo días después con otro mensaje, intentando volver a ese juego sexual que teníamos por mensajes, le recordé que me había alejado de él y me dijo que la que se alejaba era yo, no él. Le insistí que entendiera, que mis sentimientos por él ahora habían cambiado, que ya me gustaba mucho y que lo necesitaba; de nuevo fue un témpano y simplificó y finalizó la conversación con un simple emoticón triste 😔 Literal, así sin palabras.
No he vuelto a saber de él.
Ahora mi esposo ha vuelto, no a la casa, me ha hablado, me ha dicho que no me quiere dar el divorcio, que aún me ama y que todo es un error. Pero que si quiero el divorcio que él lo aceptará, pero que será mi decisión.
Yo estoy ya hecha un caos, no sé qué hacer, no sé si aún amo a mi esposo y valga la pena luchar de nuevo, pues todo lo que hemos pasado me ha lastimado muchísimo, el hecho de que se fuera con tanta facilidad me dolió el orgullo y sumarle a eso que ahora yo este pensando en alguien más con tanta fuerza no me deja en paz.
No sé si ese Escorpio me quiere en serio o solo soy un juego para él, ustedes que opinan?
Me siento reducida como mujer, el hecho de pensar que mi Escorpio me tome como una cualquiera me mata.

Necesito ayuda, un consejo, alguien que lea este texto y tenga otro punto de vista.

Por favor no me juzguen, he amado a mi esposo como a nadie en la vida.

Te agradezco desde mi corazón que hayas leído este texto largo, tus consejos serán realmente bienvenidos. 
🙏

Ver también

¿No puedes encontrar la respuesta?

No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir