Inicio / Foro / Astrología y Tarot / El ego "lo q no somos y creemos ser"


El ego "lo q no somos y creemos ser"

18 de junio de 2007 a las 15:26

Autor Amorde. Habla sobre eso q creemos q somos y que realmente no somos "El ego"

EL EGO


1. La resistencia del ego:

El ego es aquello que produce en nosotros nuestra inconsciencia: el avaro no se da cuenta de su avaricia, el egoísta no se da cuenta de su egoísmo, el iracundo dice que no se enfada...

El ego siempre echa la culpa a los demás de su mala suerte.

Una circunstancia es consecuencia de un estado interior determinado.

Si cambiamos interiormente, las circunstancias exteriores también cambiarán.

Pero el ego nunca está dispuesto a cambiar. Siempre espera a que sean los demás quienes den el primer paso.

Si nuestra conciencia comprende que debe cambiar algún aspecto de su conducta egoísta, sin duda hallará la resistencia del ego.

La batalla será larga y dura. Y el ego no dudará en utilizar todas las tretas necesarias para que abandonemos la lucha y nos dejemos guiar por él.

Una de sus tretas más refinadas es el engaño: no dudará, por ejemplo, en hacernos creer que ya le tenemos controlado, para volver a dominarnos desde la sombra y salir a relucir con más fuerza que antes en el momento más inesperado.

Con el ego no valen las victorias a medias. O se le vence y se le domina totalmente, o siempre seremos sus esclavos.


2. La motivación de cambiar:

La mayor parte de la gente actúa como máquinas irreflexivas: responden con las mismas impresiones que reciben. Si reciben amor, dan amor. Si reciben odio, dan odio. Ayudan a los que les ayudan e insultan a los que les insultan.

Ello ocurre porque no transforman las impresiones que reciben de fuera.

Si las impresiones son agradables o positivas, evidentemente que no hace falta transformarlas, porque van directas al corazón. Pero si son negativas, son recibidas por el ego. Y éste no duda en pagar con la misma moneda (si no mayor), y argumentar que así es como se debe hacer justicia.

Ante todo debemos convencernos de que esta dinámica de ojo por ojo y diente por diente no provoca más que infelicidad en nosotros y en nuestro alrededor, y que, por tanto, no puede seguir en vigor.

Mientras no sea así, estamos condenados a no producir un cambio positivo en nosotros ni en los demás.

Es evidente que no podemos obligar a cambiar a los demás. Pero sí que podemos obligarnos a cambiar nosotros mismos. Si no lo hacemos, es porque no queremos.

Luego no nos quejemos si el mundo sigue igual, o si va de mal en peor. Criticamos al jefe de nuestra empresa o al presidente de nuestro país... Pero nosotros, que somos los gobernadores de nuestro propio mundo interior, nos negamos rotundamente a regirlo de una forma más justa en bien de todos.

O nos convencemos y nos motivamos de que debemos cambiar primero nosotros para que luego puedan cambiar los demás, o nos dedicamos a mantener, con mil y una justificaciones, posturas pasotas, comodonas y negativas, y dejamos la casa por barrer...
-----------------------------------------------
Estúdiese el siguiente silogismo:

La vida es una sucesión de impresiones.
Si transformamos las impresiones...
_____________________________
... transformamos nuestra vida

-----------------------------------------------
3. La batalla contra el ego:

El primer paso en la batalla contra el ego es la auto-observación. Es importante estar alerta para descubrir al ego en cada una de sus múltiples facetas: orgullo, ira, envidia, etcétera...

Una pista útil para detectarlo es estar pendientes de cómo nos sentimos. Si nos sentimos bien (y no hacemos mal a nadie, evidentemente) es bastante posible que ahí no esté interviniendo el ego para nada. Sin embargo, si nos sentimos mal, inmediatamente deberemos observar cómo nos sentimos en esa situación, y tratar de precisar ese sentimiento (¿qué es? ¿rencor? ¿molestia? ¿incomodidad?...)

Enseguida que podamos, tendremos que tratar de comprender el cómo y el porqué de ese sentimiento negativo. Para ello será preciso hacer un análisis o examen de conciencia (véanse métodos como el peace, cepa, ceporro, u otros).

Es muy importante realizar ese examen de conciencia con serenidad. Si lo realizamos en caliente, es posible que justifiquemos al ego, echemos la culpa al otro y nos quedemos tan anchos.

Al rememorar ese sentimiento negativo y esa situación deberemos ser objetivos al máximo con nosotros mismos. Deberemos emprender un auténtico diálogo con nosotros mismos - puede ayudar mucho hacerlo en voz alta -, convirtiéndonos en auténticos jueces imparciales del litigio.

Deberemos dejar que el ego se desahogue y exprese todas sus objeciones, quejas, lamentos, rabias, insultos, pataleos...

A continuación, escuchar sus justificaciones e ir rebatiéndolas una por una, hasta que el ego deje de quejarse y quede completamente convencido de que a partir de ahora quien mandará en ese terreno será nuestra conciencia.

Hay dos pruebas fundamentales de que el ego ha sido vencido definitivamente en la situación tratada: primera, una sensación de liberación y de paz (a menudo acompañada de un suspiro) producida por la plena comprensión y resolución definitiva de no volver a actuar de la misma manera; y segunda, la comprobación en la experiencia cotidiana de que el ego ya no interviene más en situaciones idénticas o similares, y que, por tanto, nuestra conducta ha cambiado para nuestro bien y el de nuestros semejantes.

No nos pensemos que vamos a controlar y vencer al ego en dos días. Hay que ir comprendiendo y dominando cada faceta o manifestación suya. Además hay aspectos del mismo muy fuertes y que están muy enraizados en nosotros.

Por otro lado, es más fácil empezar por los más livianos o malos hábitos que tengamos. Si estamos alerta y nos dejamos guiar, nuestro ser interno, a través de las distintas situaciones que nos irá planteando, nos irá indicando qué aspectos del mismo debemos comprender y controlar.


AMORDE

18 de junio de 2007 a las 15:32

Como siempre luciendote con tus aportes
ayy, k me pones a pensar desde muy temprano hijo, jajaja, k tengas buen dia.

Me gusta

18 de junio de 2007 a las 15:39
En respuesta a jena46

Como siempre luciendote con tus aportes
ayy, k me pones a pensar desde muy temprano hijo, jajaja, k tengas buen dia.

Gracias
El merito es del autor Amorde.

saludos

Me gusta

18 de junio de 2007 a las 15:44
En respuesta a waylight

Gracias
El merito es del autor Amorde.

saludos

Si lo vi, pero el costo de ponerlo ummmm
aun estoy con una tareita k me mandaron respecto a eckart tolle,a ver si seguimos con amorde despues jejejejeje .

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Ultimas conversaciones

  • Endulzamientos del mito a la realidad

    1 de abril de 2009 a las 16:43

  • Anatomía de un amarre.

    9 de noviembre de 2009 a las 11:43

  • El origen de los "dones"

    1 de diciembre de 2009 a las 11:35

Do you know this products?

Principio de la página